Atraco

Hola todos!

Acabo de llegar a casa y escribo ésto aún algo conmocionada. Esta mañana mi madre me telefoneó pidiéndome que fuera al supermercado de camino a casa. Se supone que tenía que ir a un supermercado en concreto, pero fui a otro. No tenía dinero, así que pensé en ir primero a casa y después al supermercado que está enfrente de mi casa, en vez de al que me había dicho mi madre que fuera.

Me encontré con mi madre delante de casa, le pedí dinero y entré en el supermercado. Vi algo raro: Un chico muy alto con una gorra estaba detrás de la cajera. Ésta parecía nerviosa y exclamaba: ¡No puedo! ¡Que no puedo! Yo seguí avanzando justo por detrás del chico, mientras pensaba: ¿Están atracando? ¿A plena luz el día? ¿Con tanta gente? Sigo adelante, que mientras más lejos esté de lo que sea, mejor (no es cobardía, es instinto de superviviencia). Pero no anduve más que un paso, me di la vuelta para asegurarme de que era cierto lo que me estaba imaginado, me pareció ver algo en la mano del chico… Volví a girarme. Una chica que venía de frente puso cara de horror. Me giré de nuevo temiendo lo peor. y entonces empezó la revolución: las cajeras del supermercado corriendo en todas direcciones, una de ellas gritaba: ¡Salid por el otro lado! ¡Salid por el otro lado! ¡Corred! ¡Corred! Otra se acercaba a la cajera que había tenido al chico detrás, pero no lograba ver si todo iba bien o no…

Seguí avanzando hasta llegar al estante de las ensaladas preparadas y, mientras caminaba, iba oyendo de todo: una rehén, con un cuchillo (debía ser eso raro que me pareció que llevaba el chico en la mano), 600 euros…

Las cajeras entraron en la zona reservada para el personal del supermercado y llamaron por teléfono. No sé a quién, supongo que a la policía.

Hice cola mientras oía como las cajeras hablaban entre ellas… El chico había huído con 600 euros, la policía no lo había cogido a tiempo… Entonces, la cajera que había gritado antes “¡Salid por el otro lado!” dijo que sí, que ahí estaba la policía…

La cola no avanzaba así que volví a la caja por la que había entrado (me entretuve hablando con la chica que había puesto cara de horror). La cajera que había sido atracada estaba atendiendo aún. Tenía un susto de muerte y cunado me atendió me contó que el chico (que tenía pinta de yonki) le había puesto un cuchillo de unos 20 centímetros en el costado mientras la apremiaba para que abriera la caja. Ella no podía hasta que no atendiera a la clienta. Elatracador se estaba poniendo cada vez más nervioso y cuando, al fin, se pudo abrir la caja, la cajera le dio 600 euros y el chico salió corriendo. La pobre tenía un susto de muerte (afortunadamente sólo susto, no la hizo nada).

Eso sí, había un montón de gente en el supermercado y nadie hizo nada… No digo que alguien tuviera que hacer algo: el miedo a lo que pueda pasar coharta bastante, pero siempre esperas que alguien le atice en la cabeza con una botella o algo… Aunque la mayoría sean señoras de mediana edad o con niños o chicas como yo, y no te vas a jugar la vida haciendo el tonto…

Tengo algo de susto en el cuerpo aún. Fui corriendo a contárselo a mi madre (que estaba en su oficina, pero está al lado de donde vivimos). En el ascensor me encontré con un vecino, que estaba aparcndo el coche justo en la calle  a la que da la puerta de atrás y había llamado a la policía en cuanto las cajeras gritaron por la calle que detuvieran a ese chico… (al parecer, el chico salió por una puerta, pero había girado en la calle en dirección a la otra puerta y hacia el colegio público que hay cerca.

No sé si al final le pillaron o no (ya dije que una cajera decía que sí, pero no lo sé con certeza), lo que sé es que estoy horrorizada por lo que pudo pasar, porque estábamos a plena luz del día y en supermercado concurrido… No es la primera vez que intentan robar en le supermercado y, hay que reconocer que las cajeras son valientes, que no se amedrentan fácilmente…

Ahora estoy más tranquila… No es la primera vez que veo algo así (una vez, cuando tenía 13 años a uno le estaban dando una paliza en la calle y le estamparon la cara contra un coche, saliendo sangre a borbotones… Mi hermano y yo lo veíamos desde la ventana horrorizados mientras mi madre llamaba a la policía; y otra vez un chavalín mucho menor que yo me puso no sé qué punzante en la garganta para atracarme en mitad de la calle, también concurrida, pero no se llevó nada, aunque me dio un susto de muerte; y otra vez, le pegaron un puñetazo a uno de clase en una inolvidable cena de 8º de EGB en la que nos amenzaron con cuchillos unos chavales; y los antiguos vecinos de abajo y sus gritos y la policía y el desenlace cuando se mudaron y él apuñaló a la mujer dos veces en la calle -aunque fue leve)… En fin, que estoy conmocionada y, encima, he recordado momentos horribles que creía olvidados…

Un saludo!!

Isabel

Anuncios

9 pensamientos en “Atraco

  1. :O
    Pero vaya susto! Casi me caigo de culo cuando he leido atraco >.<
    Bueno, estás bien que es lo importante, si que es cierto que el susto no te lo quita nadie de encima.. pero bueno, tomate el día de relax, que podría haber sido peor.
    Me alegro mucho que solo haya sido un susto, un graaaan abrazo

  2. O_O Madre mía!!! Que fuerte!! Me alegro que estés bien y que solo haya sido un susto. Pobre cajera que miedo :S

    A veces en estas situaciones es mejor no hacer nada no vaya a ser que el atracador se ponga nervioso y encima le clave el puñal a la pobre chica de la caja :S

    Como bien dice febbe “tomate el día de relax”.

    1 abrazo!!!

  3. Hola Febbe!!
    Pues sí, un susto de cuidado… Yo es que soy muy despistada y algo lentita… tardé en darme cuenta…
    La que se merece el día de relax es la cajera atracada, que tenía una aceleración… A mí ya se me ha pasado el susto..
    Beso!!

    Hola KAT!!
    Pues sí, un poco susto sí que fue. Ya sé que lo mejor es no hacer nada, no vaya a ser que la cosa se líe, pero siempre esperas que alguien haga algo… Será que he visto muchas películas.
    Y tranquilas que mis días casi siempre son de relax, sobre todo ahora que vuelvo a ser feliz después del horrible año que tuve el año pasado ^__^
    Un beso!!

  4. Hola KAT!!
    Me han dicho que un chico salió corriendo detrás del atracador, pero cuando le vio con el pedazo cuchillo jamonero se dio media vuelta. Hizo bien, que mantenerse vivo es importante.
    Beso!!

  5. Son circunstancias en las que no sabes cómo reaccionar, piensas mil cosas y te quedas medio paralizada del miedo, y como tú muy bien dices la cajera debe estar siendo arropada por sus amigos y familiares, pero los demás, si somos espectadores hay quien no son inmunes y hay quien lo siente como si fuera la misma cajera …
    En fin, ha sido un susto horrible y sí el subsconciente es cuando aparece recordando los malos momentos … un poco cabrón la verdad. Por cierto, será casualidad o no, pero yo también he vivido esta tarde una situación violenta que no sabemos cómo acabará, presentarse un compañero ebrio queriendo pelearse con un compañero que es inmigrante, y después nos medio “acosa” cuando estamos casi en la otra punta de la manzana … la vida es así, hay que cogerla o tomarla tal como viene, te guste o no. Animos pequeña!!.
    Y sí para mí el 2009 ha sido muy funesto en muchas ocasiones.

  6. Hola Zinian!!
    Sí estaba leyendo tu post y se me ha ido la conexión.. Menudo día fino que hemos pasado cada una por su cuenta…
    Yo lo tengo muy claro cuando vivo situaciones violentas, y es que la supervivencia es lo más importante. La policía acude rápido cuando hay cosas de estas (la experiencia mía así lo dice).
    Si yo estoy perfectamente, me preocupa la cajera, que lo mismo pasará mala noche, aunque gracias a Dios sólo se ha llevado un susto y que pase otra vez con un desenlace peor…
    Ánimos a ti también!!
    Pues menudo par estamos hecho!! 2009 malo, 14 de octubre inolvidable… En fin, que mañana será otro día.
    Beso!!

  7. Hola Isabel!!!… me he quedado impactada, es algo bueno que no te pasara nada malo. Fue una accion muy buena ir alejandose de a pocos. Mi padre me conto una vez que tambien estuvo en un asalto de un supermercado, el se dio cuenta y me dijo que se fue a la parte de al fondo del supermercado, mientras que esperaba que todo terminara. Por ejemplo aqui en las calles de Lima, tampoco nos salvamos de los asaltos, de vez en cuando se anuncia cuales son las denominadas “Zonas Rojas” ( o algo asi), pero ya uno mismo sabe cuales son los lugares peligrosos, por ejemplo cuando debo ir a uno de esos lugares para comprar algo o voy de compañia debo cambiar mi forma de vestir y no voy con muchas cosas encimas. Un saludo muy GRANDE!!! y vuelvo a repetir me alegro que no te haya pasado nada malo y que regresaste sana y salva.

  8. Hola Yami!!
    Lo bueno es que no le pasara nada malo a nadie. Aquí, de momento no hay “zonas rojas”, hay barrios más complicados, pero es una ciudad muy tranquila y puedes ir a todas partes sin problemas, aunque eso no quiere decir que no haya atracos, asaltos o violencia, pero no tienes que cambiar la manera de vestir ni nada de eso (al menos de momento).
    Un beso!!

Este blog se alimenta de tus comentarios ^^

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s